Ir a contenido
¿Comprar una lap o una computadora de escritorio?

¿Comprar una lap o una computadora de escritorio?

El debate de nunca acabar, este es el tema que a todos los geeks les encanta. ¿Una computadora de escritorio o una laptop? A todos nos llega el momento de reemplazar la computadora vieja que tenemos, la que sin saber cómo, nos ayudó a enviar los archivos más pesados que teníamos de nuestro trabajo; la que corría de maravilla aún sin tener la memoria suficiente, la que nunca se congelaba… esa computadora que nos ayudó en todo.

Es por eso que en el pasado elegir la mejor tecnología informática era todo un problema, era hacer una negociación entre nuestras necesidades y el equipo que se adapta a nuestro presupuesto, gusto y funciones. ¿Prefieres que sea pequeña o tener un mejor procesador? ¿Tienes que trasladarte con tu equipo al trabajo o está bien en casa?

Hoy en día ese problema ha disminuido considerablemente porque aunque ya todo lo podemos hacer a través de nuestro smartphones, las computadoras siguen teniendo un amplio nicho de mercado, con super-computadoras que tienen una infinidad de funciones y aplicaciones que nos facilitan nuestras actividades diarias.

¿En qué me debo de fijar a la hora de comprar una PC?

Aunque estamos seguros de que conoces físicamente las diferencias de cada equipo, hablaremos de los rasgos principales que los distinguen.

  • El procesador: ¿Tiene un procesador o un microprocesador? Este es el cerebro de toda PC, la parte que coordina y aplica las órdenes para un funcionamiento óptimo; de la mano de los núcleos es el que se encarga de gestionar los recursos de la máquina.   
  • Memoria RAM: Es donde la PC o laptop guarda los datos que se están utilizando en el momento. Los archivos o programas dependen mucho de la cantidad de memoria RAM disponible para arrancar de la mejor manera. Por ejemplo, influye mucho en la velocidad del mismo y vemos la diferencia al prender la computadora, ya que una máquina con una considerable cantidad de memoria lo hace al instante.
  • Disco duro: Es una de las piezas con mayor función pero una de las más caras. Si utilizas la computadora para video o audio, es recomendable que averigües la velocidad de transferencia, ya que puede ser de utilidad en estos casos que cuentes con un disco de alta velocidad.
  • Conectividad disponible: Revisa el tipo de entradas que contiene el ordenador, además de la cantidad con la que podrás ir conectado. Si eres de los que conecta o enlaza diferentes dispositivos o software a tu computadora, esto es para ti.

Laptops: Cómodas por su diseño, las laptops se adecuan al mundo móvil. Las puedes desconectar de una fuente de alimentación externa y llevarlas contigo. Habitualmente, ocupan menos espacio y no requieren que compres un monitor separado.

Computadora de escritorio: Una de las mayores ventajas es que la puedes armar dependiendo de tus necesidades, agregar diferentes software dependiendo de tus actividades a corto y largo plazo, con pantallas amplias y versátiles para trabajos de diseño o arquitectura.

Ya sea que quieras usar tu computadora para ver películas, estudiar, llevar adelante tu pequeño negocio o realizar cualquier otra tarea, existe una opción ideal que se ajusta a tus necesidades. Visita la Plaza de la Tecnología para que encuentres ese equipo que se adapta a ti sin duda alguna.

Anterior La importancia de las cámaras de seguridad en el hogar y oficina.
Siguiente Gadgets para mujeres, optimización tecnológica